Santa Cruz de Momopox

Fundada en el siglo XVI durante la colonia española en América Latina, se convirtió en un importante puerto comercial a las orillas del río Magdalena, conectando el interior del país con Cartagena. Muchas construcciones siguen en pie como testimonio de su pasado esplendor. El pueblo fue reconocido por la Unesco como Patrimonio Histórico de la Humanidad en 1995.

Mompox es un paraíso remoto, congelado en el tiempo. Su fundación es tema de debate, aunque los expertos la ubican entre 1530 y 1540, y su nombre fue tomado del Cacique Mompoj, líder de las tribus que habitaban la región.

La Iglesia Católica hizo presencia desde la misma fundación de la ciudad es así que al finalizar el siglo XVI contaba la Villa de Santa Cruz de Mompox, con la Iglesia del la Inmaculada Concepción 1537-1540; la Iglesia del Santo Domingo 1544, perteneciente a la comunidad de los Dominicos quienes dieron origen a la Inquisición durante la Cruzada Albigense en el 1184; La Iglesia de San Juan Bautista 1555, de la comunidad encargada de administrar el Hospital de Mompox, que aun funciona en su sede original con el nombre de San Juan de Dios; La Iglesia de San Francisco en 1564 y el conjunto de la Iglesia de Santa Bárbara y Capilla del Ecce Homo cuya construcción se inicia al finalizar el siglo XVI y son erigidas (consagradas) en 1613, convirtiendo al pueblo en centro de operaciones de la inquisición, desde donde se expidieron (y ejecutaron) condenas por herejía, quiromancia y blasfemia, entre otras.


Durante la colonia Mompox se destacó por su tradición de orfebrería, Se manejaban cuantiosas remesas de oro proveniente de las ricas minas de Antioquia, especialmente de Zaragoza, Remedios y Guamocó, el cual era acuñado en la Casa de Moneda de Mompox más conocida como Casa de la Contaduría, dando origen a una importante disponibilidad de metales preciosos y el desarrollo de la orfebrería en Mompox hasta nuestros días, sobre todo en la técnica filigrana, que forma parte del legado árabe que cruzó el Atlántico con los españoles.

 

La prosperidad que ganó la ciudad por su importancia comercial y que durante todo el período colonial controló casi que la única vía de acceso entre las ciudades de la costa con las del interior de la Nueva Granada, la llevo a ser capital de provincia en 1561, con parte de la gobernación de Cartagena y parte de los que hoy es Antioquia, condición que solo mantuvo hasta 1564, cuando los momposinos decidieron que no querían tener ni gobernadores ni autoridad real que controlara el comercio en la población.

La riqueza comercial dio origen al mayor número de miembros de la nobleza criolla que haya existido en la Nueva Granada, dos marqueses y tres condes convivían, según investigación del sociólogo Orlando Fals Borda, e hizo que muchas figuras importantes de la época pasaran o se asentaran allí, como el científico Alexander von Humboldt, y José Celestino Mutis, quien tenía un hermano que vivía en Mompox y varias generaciones de familias poderosas y adineradas.

Mompox se convirtió en la primera población colombiana (entonces la Nueva Granada) en proclamar su independencia del Imperio Español, en 1810; bajo el lema “Ser Libres o Morir” y que llevó a la primera guerra civil entre Cartagena y Mompox en enero de 1811. La capital de la provincia ganó por tener un ejército y armas con las que no contaba la villa de Mompox, en compensación los firmantes del Acta de Mompox, Gutiérrez de Piñerez y Germán de Ribón consiguieron agitar a los cartageneros y con los habitantes de Getsemaní obligaron a los cartageneros a firmar su acta de independencia el 11 de noviembre de 1811.

Dos años después, la ciudad rechazó un crucial ataque de las fuerzas realistas de la gobernación de Santa Marta de lo cual Simón Bolívar había estado al tanto, por cruce epistolar con la familia Gutiérrez de Piñerez y Germán de Ribón. En diciembre de 1812 Bolívar llegó a Mompox y fue acogido por estas familias, quienes le dieron recursos y organizaron un ejercido de 400 momposinos, dando inicio a la Campaña del Bajo Magdalena que en el transcurso se convirtió en la Campaña Admirable, llegando a Caracas y liberándola el 6 de agosto de 1813.  Este apoyo llevó al Libertador a declarar:

 

"Si a Caracas debo la vida a Mompox debo la gloria de haber liberado la tierra que me vio nacer".

La ciudad conservó su importancia portuaria hasta 1860 cuando por primera vez y dado los cambios que estaba presentando el rio, quedo aislada por varios meses, cuando la sedimentación impidió el tránsito por su brazo del río Magdalena, y la población de Magangué asumió su rol, marcando el fin de su esplendor comercial.

Agradecemos el aporte del historiador Alvaro  Castro Abuabara a esta reseña. 

 
Untitled-1-01.png